Tatami RC: Asentarse en la élite con una apuesta 100% valenciana

La temporada 2016/17, tras el ascenso de los amarillo y negro, cuenta con hasta 5 equipos de la Comunidad Valenciana en el grupo B de la División de Honor B, pero sólo uno de ellos puede lucir orgulloso la etiqueta de proyecto 100% de la tierra.

Se mezclan varios factores que ayudan a esta circunstancia: la firme apuesta por la cantera, el premiar a los que han llevado al primer equipo desde la Territorial hasta la División de Honor B o un menor presupuesto que algunos rivales para poder incorporar extranjeros. Y el resultado es que, de todos los equipos valencianos que compiten en esta categoría, el Tatami RC es el único compuesto en su totalidad por jugadores de Valencia y de la Comunidad Valenciana.

Formación y gente local como receta para el éxito

Al menos en este renacer del Tatami RC de la mano de gente olímpica como César Sempere y Matías Tudela en División de Honor B, ya que por todos es sabido que soñar con un proyecto de estas características y sin invertir en fichajes de nivel es prácticamente inviable en la máxima categoría del rugby nacional.

Pero lo cierto es que nada de esto preocupa por ahora en el club valenciano, que ahora mismo se centra en mantener su ADN 100% valenciano en los ‘mayores’ y que tomen ejemplo de su actuación y sacrificio los jóvenes que juegan en otras categorías del club. Cerca de 70 chavales que con la adecuada formación, y con el mimo que el Tatami le está poniendo a su educación en el rugby, pueden ser la base que en unos años permita pelear por cotas más altas en División de Honor B.

Por el momento la temporada 2016/17 marcha de forma satisfactoria para los integrantes del club, que con un balance de 2-2 ocupan la quinta posición y en la temporada de debut en la categoría siempre alcanzan el punto bonus. Más de 4 ensayos por encuentro para un grupo de jugadores que ha evolucionado en su físico y en su juego, que el año pasado perdía y ganaba contra el filial de Abelles y CAU y ahora les planta cara a sus primeros equipos, con una media de edad que no alcanzará los 25 años.

Entre las promesas que apuntan maneras y que cuida con mimo el Tatami RC está el jovencísimo Rubén Tomic, una de las ‘perlas’ del club que 18 años de edad acaba de dar el salto desde el Juvenil y ejemplifica a la perfección todo lo que quiere hacer este club con la cantera. Formarlos personal y deportivamente, y que enseguida puedan contar con oportunidades en una categoría como la División de Honor B para completar su desarrollo jugando contra gente de mucho nivel.

El reto de la Primera Territorial

Para conseguir que los canteranos de este club, que apuesta en su primer equipo por el producto 100% de la Comunidad Valenciana, lleguen lo más preparados posibles a DHB toca elevar el nivel de la cantera.

Eso significa colocar al filial en Primera Territorial, una categoría por encima de la que disputan actualmente y que se ha convertido en uno de los retos más serios de la presente temporada de rugby.

Como pasa con el Femenino, que este año va a jugar una liga de desarrollo y está compuesto por chicas muy jóvenes de 16 años de edad, los equipos de la Escuela del Tatami RC son el pilar sobre el que sostener el ambicioso proyecto social y deportivo que encabezan César Sempere y Matías Tudela.

Los mismos que reconocen que hacía tiempo que no se divertían tanto jugando al rugby, ‘partiéndose’ la cara los fines de semana junto a gente que, a diferencia de otros clubes de la Comunitat que pagan a sus jugadores, tiene que sufragarse todos los gastos durante la temporada.

Los Veteranos del club han respondido de forma magnífica a este renacer del histórico Tatami RC, el club más antiguo de la ciudad de Valencia, y el balance tras el primer mes de vida del nuevo proyecto no puede ser más satisfactorio en lo relativo a nivel de fichas y de apoyo social.

Con la humildad y trabajo por bandera, todavía nadie piensa en alcanzar el nivel de los CAU, Abelles, La Vila o Tecnidex en la Comunidad Valenciana, pero sí hay algo en lo que ellos se diferencian del resto: por sus venas sólo corre sangre valenciana.

Aunque claro, juntando todo el talento autonómico que atesoran los 5 clubes que compiten en División de Honor B (Tatami, La Vila, Abelles, CAU y Tecnidex) sería posible pelear de tú a tú con cualquier comunidad autónoma en un Campeonato de España. Una muestra más de que el rugby valenciano vive momentos de auge y de mucho éxito, con la televisión recién llegada a sus vidas para alegría de clubes y aficionados. ¡Celebrémoslo!

Fuente: yosoynoticia.es