Crónica Estudiantes RC vs UER Moncada

estudiantes club de rugby

El pasado sábado se jugó, en el campo de rugby de la UPV, el partido aplazado, perteneciente a la 11ª jornada, que nos enfrentaba al UER Moncada.

Llegamos al partido con ganas de dejar atrás la derrota de la semana pasada y con actitud positiva para plantear nuestro juego y conseguir la victoria.

Estas ganas quedaron demostradas desde el primer minuto, ya que pronto comenzaron a llegar los ensayos. En mitad de un gran revuelo, de juego caótico por parte de ambos equipos y sin apenas fases estáticas (la primera melé se disputó más allá del minuto 20), conseguimos sacar tres ensayos antes del minuto 15, que ponían el 17-0 en el marcador y nos daban cierta tranquilidad a pesar de lo temprano del partido.

El equipo visitante, lejos de amilanarse, consiguió su primer ensayo pocos minutos después, aunque pronto sería contrarrestado por nuestro 4º ensayo, el cual ya nos aseguraba el bonus ofensivo. Los minutos restantes hasta el pitido de descanso se sucedieron con un continuo ir y venir por parte de ambos equipos que se tradujeron en 2 ensayos más (uno por parte de cada equipo). Esto dejaba un favorable 27-10 al descanso.

Tras el descanso, ambos equipos salimos con la misma actitud del principio, esto sumado al cansancio y el desorden defensivo por ambas partes, provocaron la llegada de un ensayo más de los locales y otro de los visitantes en los 10 primeros minutos de la segunda parte que ponían el 34-15 en el luminoso.

Una mejora en la estructura local, una buena conquista de la touch y una igualada melé hicieron que consiguiéramos dos ensayos más antes del minuto 60. Aumentando, así, la distancia hasta el 48-15.

Los 20 últimos minutos, a pesar del cansancio y el desgaste del partido, siguieron ofreciendo muchas idas y venidas, que seguro divirtieron a los aficionados que disfrutaban en las gradas. Estos últimos minutos ofrecieron, en primer lugar, el 4º ensayo de los visitantes, que pronto sería contrarrestado con un golpe a palos y otro ensayo de los locales, y para finalizar, el último ensayo visitante, que ponía el definitivo 56-25 en el minuto 80.

En resumen, un partido muy caótico, con un resultado abultado, que nos deja buenas sensaciones en ataque y, no tan buenas en defensa.

Con esto, dejamos 5 puntos más en casa y ponemos la visión en los próximos partidos con la intención de continuar la senda de la victoria, aprender de nuestros errores y trabajar para mejorar nuestros puntos débiles.